Causa Maradona

Luque pidió su sobreseimiento y apuntó a la prepaga por la muerte de Diego

El acusado argumentó que ser su médico de cabecera no implica "ser el garante de por vida del paciente" y señaló responsabilidades hacia la prepaga Swiss Medical y la empresa de medicina Medidom.


La defensa del neurocirujano Leopoldo Luciano Luque, principal imputado en la causa por el presunto homicidio de Diego Armando Maradona, volvió a pedir su sobreseimiento, sostuvo que ser médico de cabecera no implica ser garante “de por vida” de un paciente y apuntó contra la empresa de medicina prepaga y la que estaba a cargo de la internación domiciliaria por la muerte del “10”, informaron fuentes judiciales.

En la presentación, los abogados Julio Rivas y Mara Digiuni, defensores particulares del acusado, rechazaron además el requerimiento de elevación a juicio formulado el 13 de abril último, en el que los fiscales de San Isidro solicitaron el juicio oral para Luque (40) y otros siete profesionales de la salud como coautores de un supuesto “homicidio simple con dolo eventual”.

En ella, la defensa cuestionó la calificación legal –entiende que en todo caso es un homicidio culposo- y solicitó nuevamente el sobreseimiento de Luque.

La defensa sostuvo como uno de sus argumentos centrales que contrariamente a lo que los fiscales le atribuyen, Luque nunca negó ser el médico de cabecera de Maradona, pero sostuvo que serlo no implicaba ser el garante de por vida del paciente y menos cuando éste ya había sido derivado a una internación domiciliaria en la casa del country de Tigre que estaba a cargo de la empresa Medidom, y supervisada por la prepaga Swiss Medical.

Los abogados cuestionaron cada una de las pruebas que, según los fiscales, comprometen al neurocirujano y en ese punto primero indicaron que Maradona fue sometido a “dos chequeos médicos completos durante el año 2020 y se desprende de los mismos que no contaba con patologías físicas actuales que requieran tratamiento médico”.

Luego criticaron el “acta de externación” que la Clínica Olivos le hizo firmar a él y a la psicóloga Agustina Cosachov (36) para que el paciente pueda salir del centro médico y ser derivado a la internación domiciliaria.

Aparte de Luque y Cosachov, los otros seis imputados para quienes los fiscales solicitaron el juicio oral son el psicólogo Carlos Ángel "Charly" Díaz (30); la médica coordinadora de la prepaga Swiss Medical, Nancy Edith Forlini (53); el coordinador de enfermeros Mariano Ariel Perroni (41), los enfermeros Ricardo Omar Almirón (38) y Dahiana Gisela Madrid (37); y el médico clínico Pedro Pablo Di Spagna (49).