Una obra histórica para la Ciudad

Tras 18 años de "abandono", Macri, Vidal y Garro inauguraron los talleres ferroviarios del Tren Roca en Tolosa

Frente a alumnos de escuelas técnicas y operarios de “Trenes Argentinos” que vivieron el cierre del taller de Tolosa en 2001, Macri, Vidal y Garro dejaron inaugurado el nuevo taller ferroviario de avenida 1 y 528 en La Plata.


El presidente Mauricio Macri junto a la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal y el intendente de La Plata, Julio Garro inauguraron hoy los talleres ferroviarios del Tren Roca en la localidad de Tolosa, los cuales hacia 18 habían cerrado y estaban abandonados.

Frente a alumnos de escuelas técnicas de la ciudad de La Plata y operarios de “Trenes Argentinos” que vivieron el cierre del taller de Tolosa en 2001, los funcionarios dejaron inaugurado el nuevo taller ferroviario de avenida 1 y 528, donde se repararán los trenes de la línea Roca y se ensamblarán otros, 18 años después de haber cerrado sus puertas.

“Hoy estamos inaugurando este importante taller en presencia de quienes, tristemente, lo vieron cerrar en el año 2001”, resaltó Garro, quien enfatizó que “nos llena de orgullo que puedan verlo nuevamente en funcionamiento”.

En ese sentido, sostuvo que “durante décadas, los platenses sufrimos las consecuencias de las peleas políticas y los distanciamientos entre el Municipio, la Provincia y la Nación pero sepan que desde hace 4 años, somos uno solo, un equipo fuerte que piensa en ustedes”.

“El cierre y abandono de este taller durante más de quince años es el triste pero real reflejo de décadas de gobiernos corruptos. Esa época se terminó, dimos vuelta la página y lo demostramos con hechos concretos”, añadió. 

Por su parte, la Gobernadora María Eugenia Vidal, enfatizó que “queremos hacer las cosas en serio, demostrarnos a nosotros mismos que se puede, y estar hoy acá es una muestra de eso. Me dicen que vuelve el tren a Bragado, como volvió el de Mar del Plata y cómo volvió a cada estación y fue una fiesta”.

A su vez, enfatizó que “confío tanto en los Argentinos como lo hace Mauricio que sé que sienten lo que se está haciendo. Nuestra propuesta es trabajar en serio como se hizo en este taller”.

En tanto, el Presidente de la Nación, Mauricio Macri, valoró el esfuerzo y el trabajo de los trabajadores de la Línea Roca que estuvieron presentes cuando se cerraron los talleres y lo están hoy en la reapertura de los talleres: “Esta revolución no puede parar, recién comenzamos, todos sabemos que hay muchísimo por mejorar”.

En ese marco, lamentó que “durante 40 años el Estado no invirtió un sólo peso en la seguridad de los pasajeros del Tren Línea Roca, y muchos hoy no están por culpa de ello y me duele en el alma realmente”.

“Estamos haciendo algo que nunca se había hecho, dejamos hace tres años y medio de quejarnos, decidimos hacernos cargo y entender que somos los responsables del futuro. Ese futuro pasa por confiar que el otro puede aportar algo, todos dependemos de todos, este es un partido que jugamos todos los argentinos”, concluyó. 

En la actividad estuvieron presentes el Ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich; el Ministro de Seguridad de la Provincia, Cristian Ritondo; y la precandidata a Diputada provincial, María Lujan Rey, entre otros funcionarios.

Una obra histórica para la Ciudad

De esta manera, tras dos años de trabajo y con una inversión de más de 955 mil millones de pesos, el flamante taller de 24.000 m2 y una capacidad para atender hasta 30 trenes en simultáneo, será el espacio donde se realizará el almacenamiento, alistamiento y reparación de las formaciones eléctricas de la línea Roca, así como el ensamble de futuros transportes férreos.

El renovado espacio cuenta con un taller principal de 18.000 m2, cubriendo 7 km de vía nuevas para maniobrar los trenes adentro; una playa de lavado de formaciones de 5.000 m2; una playa de estacionamiento de vehículos y calles de acceso de 11.000 m2; y vestuarios y oficinas de 4.500 m2.

La obra comprendió la construcción de vías e instalaciones que demandaron 3.000 m2 de hormigón y 1.000 toneladas de acero; 7.500 m2 de cañerías pluviales; el reemplazo de los antiguos durmientes de madera por otros de hormigón; y la restauración y puesta en valor de muros patrimoniales del taller original, diseñado por Otto Krause en el año 1885.

Además, el espacio fue dotado con las máquinas y los equipos técnicos correspondientes para la operación del depósito y necesarios para dejar de tercerizar los servicios de reparación y puesta a punto y que puedan ser realizados directamente por el personal de “Trenes Argentinos”, como el nuevo torno bajo piso para el mantenimiento de las ruedas, lo que producirá un importante ahorro y disminuirá el tiempo del tren fuera de servicio.

Asimismo, se modernizó el servicio de limpieza exterior del tren con un sistema automático de rodillos similar al que se utiliza para limpiar la carrocería de los autos que reemplaza al antiguo modo manual.